Tag Archives: Comisonado Castillo

Esposa de Mireles exige a Peña Nieto su libertad

Esposa de Mireles exige a Peña Nieto su libertad

Ana Valencia en conferencia de prensa acompañada de productores de plátano de Coahuayana, Michoacán.
Foto: Miguel Dimayuga.

Esposa de Mireles exige a Peña Nieto su libertad

 

MÉXICO, D.F. (apro).- Ana Valencia, esposa del doctor José Manuel Mireles, acusó al gobierno federal de actuar de manera injusta en el caso del exlíder de las autodefensas ciudadanas de Michoacán, preso en el penal federal de Hermosillo, Sonora, desde el pasado 27 de junio.

Mireles está acusado de los presuntos delitos de portación de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas y posesión de drogas.

En rueda de prensa realizada en la Ciudad de México, Ana Valencia pidió al presidente Enrique Peña Nieto que apoye la recuperación de la vida en Michoacán, entidad fragmentada por la violencia del crimen organizado.

Además, reiteró que Mireles es inocente, pues no se han presentado pruebas de los señalamientos que se le imputan.

Su esposo, aseguró, siempre vivió humildemente “y no pueden seguir con sus mentiras de que es narcotraficante y que tenía armas prohibidas”.

Mireles relata detención: “Estaba bien armado con una pierna de pollo”

Estaba bien armado con una pierna de pollo

Mireles relata detención: “Estaba bien armado con una pierna de pollo”

Estaba bien armado con una pierna de pollo… no solté la pierna de pollo, esa era la única arma que yo traía”, confiesa el líder de autodefensas, José Manuel Mireles en una plática con su abogada Talía Vázquez, tras ser detenido el viernes pasado. Cabe señalar que el doctor fue acusado por violar la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. (Youtube: canal de Grillonautas)

Promueve Mireles amparo por traslado a penal y violaciones a garantías: defensa

Archivo

Archivo

Promueve Mireles amparo por traslado a penal y violaciones a garantías: defensa

México, DF. José Manuel Mireles, ex líder de las llamadas autodefensas en el estado de Michoacán, tramitó una demanda de ampro ante supuestos actos de incomunicación, tortura, tratos crueles y degradantes y otras violaciones a sus garantías individuales y derechos humanos, informó su abogada Talía Vázquez.

La litigante explicó que el médico Mireles fue trasladado a un penal federal con sede en el estado de Sonora sin que se cumplieran las formalidades esenciales del procedimiento de averiguación previa.

“Ya estamos promoviendo el amparo respecto del trasladado, en el que alegamos que el juez que lo debe de juzgar está en el estado de Michoacán, por lo que no debe permanecer en otra entidad ajena a esa; asimismo, estamos alegando que debido a su estado de salud requiere de cuidados intensivos y debería estar en un hospital bajo cuidados médicos”, refirió la litigante.

Según Vázquez, Mireles fue torturado sicológicamente por los policías federales que lo detuvieron.

“La tortura psicológica consistió en que cuando detuvieron al doctor Mireles inmediatamente le taparon la cabeza con una capucha de tela, y al darse cuenta que aún podía ver, le vendaron los ojos y lo obligaron a mantenerse con la cabeza agachada mientras los policías se burlaban de él durante más de cinco horas”, expuso la abogada.

La defensora rechazó que Mireles hubiera sido detenido en posesión y portación de armas largas, entre ellas rifles R-15 y otros de uso exclusivo del Ejército mexicano, como lo asegura el parte policíaco mediante el cual fue consignado ante un juez en Hermosillo.

Añadió que también fue presentada una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por la probable violación a garantías y derechos naturales en perjuicio de Mireles, ya que de confirmarse que sufrió tortura psicológica y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes los agentes aprehensores habrían violado no sólo artículos de la Constitución mexicana, sino diversos tratados internacionales en materia de derechos humanos.

La abogada del ex líder de autodefensas michoacanas resaltó que se encuentra analizando fotografías y otras documentales para poder determinar qué escoltas del ahora detenido efectivamente estaban armados al momento de su aprehensión.