Presenta denuncia doctora del IMSS secuestrada y torturada en Zamora

Presenta denuncia doctora del IMSS secuestrada y torturada en Zamora

La doctora del IMSS que fue encontrada hoy.
Foto: Tomada de @SandraSorayaCas

Presenta denuncia doctora del IMSS secuestrada y torturada en Zamora

MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Michoacán inició una averiguación previa penal por el secuestro y tortura de los que fue víctima una doctora del IMSS en el municipio de Zamora, presuntamente en venganza por un parto mal atendido.

A través de una tarjeta informativa, la dependencia informó que la doctora, cuyo nombre se mantiene en reserva, presentó su denuncia, misma que le fue recabada en el hospital donde es atendida por las lesiones que presenta en senos, glúteos y vientre.

“La representación social recabó la denuncia de la ofendida en un nosocomio de esta ciudad (Zamora) y realizó las primeras diligencias con apoyo de personal de servicios periciales”, precisa el comunicado.

La PGJE refrendó su compromiso de realizar las investigaciones para al esclarecimiento de los hechos.

La doctora fue “levantada” el pasado 31 de julio por al menos tres sujetos que, se sospecha, son familiares de una paciente que hace unos de 15 días llegó al hospital para ser atendida de un parto.

Según una colega de la víctima la paciente llegó al hospital del IMSS de Zamora con un embarazo avanzado y el bebé ya estaba muerto dentro del vientre. “Eso pasa cuando la madre se espera demasiado para atenderse y rebasa las semanas de gestación”, explicó la colega y amiga de la doctora agredida.

Según su dicho los familiares y la madre juraron vengarse de los médicos y se presume que son los principales sospechosos.

Durante seis días, la doctora fue torturada y encadenada. Sus victimarios le provocaron laceraciones en senos, glúteos y vientre y antes de abandonarla el miércoles pasado en un inmueble ubicado en la colonia las Fuentes, a menos de un 300 metros de su lugar de trabajo, la obligaron a escribir un mensaje en una pared: “Siguen los demás ginecólogos que mataron a mi hijo”.

El mensaje fue escrito con la sangre que salió de los dedos de la mano izquierda de la doctora, lacerados por los victimarios.

Además de las huellas de tortura y las heridas en senos y glúteos, los agresores le hicieron una herida profunda en el vientre en un intento por extraerle la matriz y los ovarios, según la explicación de los médicos que la atienden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *