Mujer es secuestrada por presumir que tenía dinero en Facebook

secuestran

En Facebook y Twitter la mayoría de gente tiende a exagerar sobre sus vidas, en cuanto a vida social y económica principalmente. Otras además de eso suelen dar datos exactos de todo lo que hacen en el día (solo les faltaría decir que papel higiénico usan). Ya hemos visto que dar todos tus datos reales en cualquier red social es un riesgo, puesto que no sabes que uso le podrán dar los que la indaguen. Ni se diga de concertar citas a ciegas con gente que apenas llevas un mes de conocido.

El siguiente caso es uno de esos que tal vez te haga reflexionar el como usar las redes sociales para divertirte  y socializar pero a la vez, mantenerte precavido, pues no conoces realmente a la persona que esta del otro lado de la red.

Una mujer de 26 años fue secuestrada en Guadalajara por tres hombres, uno de los cuales conoció a través Facebook.

Los sujetos decidieron secuestrar a la víctima debido a que en sus conversaciones en esa red social la víctima presumía una situación económica desahogada y afirmaba ser la encargada de varios puestos de tacos al vapor pertenecientes a su familia.

Antonio Barrón Pérez, de 20 años, tenía contacto por Internet desde hace tiempo con la mujer. Él la invitó a salir y luego acordaron conocerse personalmente el 23 de enero.

Antes de acudir a la cita, Barrón aprovechó para planear el plagio junto con sus dos cómplices: Jerónimo Cruz Cabrera, de 25 años y Abraham Gabriel Palacios Herrera, de 37.

“Barrón Pérez, vecino de la calle Hernández de la colonia Oblatos, se puso de acuerdo con sus amigos y vecinos para secuestrar a la joven”, explicó el vocero de la Fiscalía de Jalisco, Jorge Villaseñor.

Cuando se encontraron, el plagiario llegó a la casa de la mujer en el taxi de uno de sus cómplices y le dijo a su víctima que irían a un gimnasio de su propiedad. Sin embargo, una vez en el lugar le dijo que estaba secuestrada.

La víctima fue atada y llevada a otro sitio donde la mantuvieron en cautiverio. Además Jerónimo Cruz Cabrera abusó sexualmente de ella en varias ocasiones.

Los plagiarios se comunicaron con la familia y pidieron una fuerte suma. Tras obtenerla, dejaron a la mujer en libertad el 25 de enero.

Los familiares de la víctima acudieron a la Fiscalía General del Estado a interponer la denuncia.

Agentes de la corporación detuvieron a los involucrados en el secuestro y lograron recuperar el dinero que obtuvieron por el plagio.

Los sujetos fueron enviados al reclusorio preventivo de Puente Grande acusados de secuestro agravado.

(Con información de Proceso).

 

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *