Encuentran sin vida a reportero secuestrado en Veracruz

El reportero Gregorio Jiménez de la Cruz fue secuestrado en su domicilio, ubicado en Coatzacoalcos, Veracruz. Foto La Jornada
El reportero Gregorio Jiménez de la Cruz fue secuestrado en su domicilio, ubicado en Coatzacoalcos, Veracruz. Foto La Jornada

Fuentes oficiales del estado de Veracruz confirmaron que hace unos minutos fue hallado el cuerpo sin vida de Gregorio Jiménez de la Cruz, reportero de El Liberal del Sur, sustraido por un grupo armado de su vivienda en Coatzacoalcos el pasado 5 de febrero.

El cuerpo del comunicador fue encontrado en una fosa clandestina en el municipio de Las Choapas junto a otros dos cuerpos.

En 10 minutos el gobernador del estado, Javier Duarte, dará una conferencia para ampliar la información.

Esta mañana, periodistas de diversos medios y organizaciones protestaron frente a la representación del estado de Veracruz en el Distrito Federal para exigir la presentación con vida de Gregorio Jiménez de la Cruz.

“El secuestro de Gregorio Jiménez nos indigna como medio, por lo que reporteros y editores de toda la república exigimos a las autoridades de Veracruz una investigación seria, transparente y expedita, y no descartar a priori ninguna línea de investigación, especialmente la que involucra su actividad como periodista”, afirmaron las organizaciones participantes en un comunicado conjunto.

De igual forma, los manifestantes exigieron que el gobierno estatal garantice la seguridad de la familia y los compañeros de trabajo de Jiménez de la Cruz.

Los comunicadores recordaron que de 2011 a la fecha han sido asesinados en Veracruz nueve de sus compañeros y cuatro más han sido reportados como desaparecidos.

Entre las víctimas de dichos delitos se encuentran Evaristo Ortega, del semanario Espacio, Gabriel Fonseca, de Diario de Acayucan, y Sergio Landa, de Diario Cardel.

(Con información de Fernando Camacho, reportero  y La Jornada)

México es un país muy peligroso para ejercer el periodismo crítico, sin lugar a dudas.

 

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *